Slider Islandia 1
Slider Islandia 2
Slider Islandia 3

Islandia

Paréntesis extremo

Nada más aterrizar en suelo islandés te sentirás seducido por sus espectaculares fiordos, glaciares y mares de hielo. Situada en el límite del círculo polar, es una tierra de contrastes, quizá con los paisajes más salvajes de toda Europa. Sus playas de arena negra, fuentes de agua caliente, géiseres y volcanes te harán sentir en los confines del mundo.

Pero Islandia posee además pueblos de pescadores con vestigios vikingos y una increíble capital, Reikiavik, con una vida cultural y nocturna de lo más animada. Justo al sur se encuentra el llamado Círculo de Oro, con su laguna glacial Jökulsarlon, el parque nacional de Skaftafell y las islas Vestmannaeyjar.

Estas últimas, a tan sólo 30 minutos en ferry desde el continente, resumen la extrema belleza de este paraíso. Descubrirás acantilados de vértigo sólo poblados por pájaros marinos, corrientes de lava helada y una ciudad de cuento, Heimaey, cuyas coloristas casas relampaguean bajo la gélida luz ártica.

Te sugerimos
  • La estación balnearia de Blue Lagoon. Sus aguas termales a 39º poseen sales minerales, silicatos y algas muy apropiadas para tratar enfermedades de la piel
  • La península de Snaefellsnesllsnes con su volcán, puertos pesqueros, rebaños de focas y la impactante bahía de Grundarfjordur
  • Jokulsarlon con su fila de icebergs desprendidos del glaciar Breidamerkujokull, que forman una laguna. Podrás llegar hasta ellos en barco
  • El parque nacional de Vatnajökull, que alberga glaciares, lagos, cascadas y hasta bosques con extrañas orquídeas
  • En Skogar no debes pasar por alto la impresionante catarata Skogafoos ni el Skogar Folk Museum, fundamental para entender la cultura islandesa
  • El parque nacional de Thingvellir, donde se fundó el primer parlamento vikingo en el siglo X. Todavía quedan en pie algunas cabañas hechas con turba y piedra de los siglos XVIII y XIX
  • Descubrir los restos de la erupción del Eyjafjallajökul, que paralizó el tráfico aéreo durante varios días en 2010

Dos fiordos que dejan literalmente sin aliento: Seyðisfjörður y Borgarfjörður Eystri

Mira las ballenas desde el puerto de Husavik, que también les ha dedicado un museo

Admira los pájaros e islotes del lago Myvatn, junto al mayor rio salmonero del país

Visita los Museos del Arenque y de la Música Tradicional de Siglufjördur