Slider Pascua 1
Slider Pascua 2
Slider Pascua 3

Isla de Pascua

Aventura Rapa Nui

Como prolongación de nuestra estancia en Chile o la Polinesia Francesa, pasamos unos días en la isla más aislada en el Pacífico Sur. Rapa Nui sigue siendo un auténtico enigma: no se sabe nada del origen de su población, ni de esos extraños gigantes de piedra llamados moais, ni de sus imponentes plataformas (ahu), ni de las técnicas empleadas para su fabricación y transporte.

Pero es lo suficientemente pequeña (23 x 12 kms.) para recorrerla a pie, en bicicleta o a caballo, y también en 4×4 para los que no dispongan de mucho tiempo. Desde Hanga Roa, un pueblo tranquilo de ambiente polinesio, iniciamos todos los recorridos, empezando por las esculturas de Tahai, Ahu Akivi y Ahu Vaïhu, y siguiendo por los volcanes Teravaka y Poike, entre petroglifos, grutas y acantilados.

También subimos a los montes Tangaroa y Puna Pau, de cuyos cráteres se extraía la toba volcánica para la construcción de las cofias (pukau) que llevan algunos moais, y recalamos en la playa de Ovahe, muy de cerca de Te Pito Kura, donde una piedra redonda nos indica que estamos en “el ombligo del mundo”.

Te sugerimos
  • Alojarte en hoteles inspirados en la arquitectura local, construidos con materiales locales (troncos de cipreses, arcilla, roca volcánica…)
  • Elegir habitaciones orientadas al océano, junto a maravillosas piscinas y spas para relajarse después de un día de exploración
  • Pasar unas horas en la playa de Anakena, con estilizados cocoteros y una arena finísima
  • Intentar saber más de Hotu Matu’a, el jefe supremo de la isla, que desembarcó aquí procedente de Hiva Oa, después de haber soñado con una tierra prometida
  • Asomarte al cráter del Rano Kao, con su kilómetro de diámetro y la caldera invadida por un lago con juncos
  • Recorrer el pueblo de Orongo, lugar de celebración del culto al Hombre Pájaro (el jefe político de la isla) con casas bajas de forma elíptica y 111 petroglifos únicos en el mundo
  • Degustar sus especialidades gastronómicas: el ceviche de atún (marinado en limón y leche de coco) y el Umu Rapa Nui (carnes, aves o pescados cocidos sobre brasas en un horno enterrado)

Sus 887 moais están hechos en piedra volcánica, basalto, tracita y toba

El espectacular Tapati Rapa Nui Festival se celebra durante 15 días desde finales de enero

Para entender la historia de la isla visita el Museo Antropológico de Sebastián-Englert

Varios clubes de buceo proponen salidas entre arrecifes, cavernas y grutas submarinas