Slider Brasil 1
Slider Brasil 2
Slider Brasil 3

Brasil

Kitetrip de emociones

Costear el nordeste brasileño sobre una tabla y con una cometa es una experiencia única. Salimos desde Fortaleza, acompañados de jeeps y guías expertos, rumbo al norte, haciendo unos 40-70 kms. diarios y parando en exquisitas pousadas para relajarnos y recobrar fuerzas. Nuestro primer destino es Jericoacoara, enclavada en un parque natural con kilómetros de dunas y lagunas cristalinas de agua dulce. Un paraíso con sus calles de arena, noches estrelladas, aguas cálidas, langostas en la mesa y ambiente desenfado.

Cruzamos el majestuoso delta del Parnaiba, formado por 85 islas y paisajes contrastados (ríos, lagunas, dunas, playas, manglares…) y llegamos al parque nacional de Lençóis, una reserva que alberga selva, inmensas dunas con estanques y una fauna increíble.

Volvemos en jeep hasta Recife, preciosa, con sus ríos, puentes, islotes y arrecifes, para volar y finalizar el periplo en la isla Fernando de Noronha, un tesoro natural enclavado a 500 kms. del continente brasileño. Allí pasamos los últimos días, combinando el kitesurf con el relax en playas desiertas, excursiones por bosques salvajes, y nadando con los delfines en la Baia dos Golfinhos.

Te sugerimos
  • Contemplar la puesta de sol desde el puente de los Ingleses de Fortaleza, en la mítica playa de Icarema
  • Allí mismo, degustar el feijao de corda, una especialidad a base de langostinos, en uno de sus numerosos restaurantes al borde del mar
  • En Jericoara, alternar el kite con los paseos en buggy o a caballo, y caminar hasta la famosa Pedra Furada (una roca agujereada sobre el mar)
  • Ver anochecer en la increíble Duna do Por Do Sol mientras tomas una caipirinha
  • Introducirte en lancha rápida por el delta de Parbaiba, entre manglares, dunas y bosques tropicales, para descubrir un ecosistema único en el mundo
  • Fotografiar los monos, iguanas, guaras (ibis rojos), caranguejos y caimanes que encontrarás a tu paso
  • Llegar a pie hasta las piscinas naturales del parque de Lençois, ocultas al pie de montículos de arena esculpidos por los vientos y envueltas en silencio

Entre dunas, los pueblos de pescadores brillan con sus cabañas de colores y barcos al sol

Cuatro playas paradisiacas: Itacaré, Trancoso, Canyons de Xingó y Canoa Quebrada

En Fernando de Noronha, la Baia dos Porcos exhibe un acantilado con una piscina natural

Te llevamos a las pousadas con más encanto de la zona, pequeños paraísos particulares